martes, 3 de enero de 2012

TÚ, QUE ME SIGUES ...



A ti me dirijo,
mi desconocido amor.
Admirador de mis escritos,
inspirador de mis palabras.

Ignorante del influjo que me provocas,
razón de mi excitación.
Escribo por deseo, por pasión,
por ti ...

Sueñas con mi voz,
quieres ver mi mirada.
Paciente por mi ausencia escrita,
captas mi entera atención.

Anhelo que mis palabras
sean susurros ...
que se conviertan en caricias
sobre tu piel deseada.

Deseo que me tengas en tu mente,
imploro que me tengas en tu sexo.
Que sea dueña de tu disfrute constante,
por la constancia de mi existencia escrita.

Necesito sentir que te acaricio con mis palabras,
percibir tu deseo en la lectura de mis letras.
Cada palabra, un susurro,
cada silencio, un gemido.

Gracias por estar,
gracias por leerme.
gracias por inspirarme
gracias por dejar desearte.



4 comentarios:

  1. Gracias a María por estar siempre irradiando sensualidad en cada verso.

    ResponderEliminar
  2. Erotismo ... gracias a ti por saber reconocerlo y disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  3. El placer es tenerte como seguidor John Desnvdo. Besos. María

    ResponderEliminar